Triste Noticia

Ayer lunes 10 de enero, encontraron sin vida al ex-ciclista Alberto León Herranz en el domicilio de su hermano con quien actualmente vivía. Triste noticia para todo los escurialenses.

 

Esta es una historia de niños, y comenzó hará unos 25 años; por aquel entonces todos los que vivíamos con una bicicleta debajo del culo conocíamos a los hermanos León, Alberto y Jorge. Por aquel tiempo nos mediamos no por la capacidad de dar más o menos pedales, sino por la cantidad y calidad de las cabriolas, caballitos y demás adornos que pudiéramos realizar sobre la bicicleta, y ahí Alberto destacaba mucho. Las bicicletas eran de BMX, y algunos años después con esas mismas bicicletas se pusieron a correr el rallye Kaktus que organizaba Goyo Ybort con su escudería. Este rallye era para todos nosotros como el París-Dakar de las bicicletas, una prueba por etapas que duraba una semana, trescientos kilómetros, se dormía en tiendas de campaña, había etapas nocturnas, se cruzaba en barco algún embalse, etc. Corría el año 1988 cuando Alberto León consiguió la victoria en el rallye; llegaban a España las primeras mountain bike, de hecho las primeras que pude ver en persona fueron las que les trajeron a Alberto y Jorge. no existían entonces ni los cambios sincronizados, ni las suspensiones ni nada de todo eso que ahora lleva cualquiera de nuestro hijos.

 

Pues bien, toda aquella generación vimos crecer con mucha admiración a aquel muchacho genio y figura donde los hubiese. Mas tarde llegó su fichaje por el equipo Rex, posteriormente rebautizado con el nombre de Coronas y finalmente BH-Coronas, que fue seguramente junto con Orbea el mejor equipo profesional de mountain bike que dio este país. Recuerdo con una sonrisa como un año que el Supercross de Madrid tuvo que trasladarse al estadio Vallehermoso debido al incendio del Palacio de los Deportes de Madrid, y bajo un torrencial aguacero, se celebrara entre manga y manga una exhibición con una carrera de mountain bike con los mejores bikers del panorama. En la primera jornada Alberto había sido tercero (creo recordar), pero en el segundo día el circuito estaba imposible; era todo un barrizal. Así en la salida vimos a Alberto echarse la bicicleta al hombro, y salir corriendo por todo el circuito sin apenas subirse en ella, de esa forma consiguió la victoria. Genial.

 

No fue el mejor ciclista, pero fue un buen ciclista. De hecho aún conserva el record de la cronoescalada a la Silla de Felipe II que anualmente organiza este Club Ciclista Escurialense, cuando aquella tarde de agosto paró el crono en 3:37. Y además fue una gran persona.

 

Mas tarde, y una vez retirado vendrían los errores que todos conocéis por los medios de prensa, la «Operación Puerto» y la «Operación Galgo». No tratamos aquí de exculpar a nadie de sus responsabilidades ni errores que haya podido cometer, pero si queremos tener el recuerdo de aquel chaval al que vimos ganar tantas veces, y que nos hizo a muchos soñar con montar así en bicicleta o ganar alguna carrera.

 

Nuestras mas sentidas condolencias a su familia.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.